4:46 am 23/08 2016

Violadores detenidos, una historia de terror

Destacados, Información general

por:

Hace semanas dos denuncias radicadas en distintas dependencias policiales y de diferentes personas inició una investigación policial que derivó en un mega operativo de la brigada de investigaciones y el GEOP (grupo especial de operaciones policiales)

Chicas menores de edad eran contactadas por una adolescente de 15 años de condición homosexual, la cual invitaba a jóvenes a participar de fiestas privadas, o concurrir a boliches reconocidos de la ciudad. El modus operandi era el siguiente, la joven de 15 años agregaba a un grupo de whatsapp a las chicas para las salidas y las conectaba con chicos cuya identidad falsa y fotos robadas se presentaban como sus nuevos amigos.

Una vez que entraban en confianza las chicas recibían invitaciones a tomar bebidas en los boliches, aparentemente las drogaban sin que se dieran cuenta de ello y las subían a un vehículo, un volkswagen color blanco. Las mismas eran trasladadas hasta el domicilio de uno de los integrantes de la banda cuyo poder económico era importante y las versiones apuntan a que tenía relación con el narcotráfico, de ostentaciones y lujos. Este individuo no tiene relación con familias de poder político o apellidos denominados tradicionales. Sin embargo la investigación siguió su curso con más testimonios de chicas supuestamente abusadas. Los integrantes de la banda serían cinco personas de sexo masculino y la joven de sexo femenino. Las víctimas eran menores de edad, y los miembros de la banda son mayores de 20 años; la policía preparo un plan para atrapar a los depravados sin despertar sospechas, habría infiltrado a una mujer policía con nombre falso y fotos modificadas para contactar a la adolescente y lograr el contacto con los demás. Una vez logrado el objetivo, la banda llevó a la mujer policía a la vivienda de carácter majestuoso para compartir una previa antes de ir a los boliches, la infiltrada grababa todo y registraba con un celular imágenes del lugar y los rostros de los integrantes de la banda. Cuando el momento se puso tenso la mujer policía llamó a los efectivos apostados en toda la manzana rodeando el lugar ante posibles fugas de los delincuentes. Usando un rompe puertas derribaron la misma e ingresaron anunciándose como policías, según el relato extra oficial, uno de ellos trató de amenazar a un efectivo del GEOP con un arma blanca y allí se produjo el peor momento del operativo que por suerte fué controlado por los compañeros del policía amenazado. Siguiendo la faz investigativa, los domiclios allanados son: uno en Campo Verde que sería el lugar donde fueron llevadas las víctimas, uno en barrio Chijra, en el cual residiría uno de los miembros de la banda y uno en San Pedrito. En algunos de los domicilios se encontraron ropa íntima, presumiblemente de las jóvenes abusadas, documentos de identidad, y computadoras donde estarían alojadas las cuentas de facebooks. Se busca material fotográfico y fílmico que podrían tener imágenes de los hechos. Los acusados, ahora detenidos llevaban una vida de lujos y excentricidades, afirman algunos vecinos que, quien residía en Campo Verde ya era sospechado por tráfico de drogas. Llama poderosamente la atención que la policía del lugar, seccional 50, nunca haya atendido el pedido de los vecinos que reclamaban permanentemente ruidos y gritos en dicho domicilio. El delito de violación es de carácter íntimo, por lo que los nombres de las víctimas quedan en reserva, como así también el de la menor de 15 años cómplice de los abusadores. En tanto los integrantes de la banda son todos mayores de edad por lo que se presume podrían ser develados sus nombres, algo que podría entorpecer la investigación en caso de que hayan más involucrados o más víctimas de dichos abusos.

Comentario