2:54 am 14/10 2010

Senado nacional: Es ley el 82% para las mínimas

Información general, Politicas

por:

“Hay recursos en la ANSES. Es sustentable”, afirmó el jefe de los senadores radicales, Gerardo Morales, en la sesión de esta madrugada, jueves 14 de octubre, donde se convirtió en ley la iniciativa de que las jubilaciones mínimas alcancen el 82 por ciento del Salario Mínimo Vital y Móvil y la ANSES afronte las sentencias fundadas en los fallos Badaro I y II. “La ANSES puede hacer frente al pago de los juicios”, agregó.

En la sesión que comenzó al mediodía del miércoles 13 de octubre hicieron uso de la palabra la mayoría de los integrantes del Bloque de la UCR, fundamentando su voto favorable a la ratificación de la sanción de Diputados.

“No hay razón que justifique los dichos del oficialismo cuando dice que esta es una medida irresponsable”, destacó Gerardo Morales quien explicó que “la ANSES no debe pagar la Asignación Universal por Hijo ya que está incumpliendo la ley. Pero si puede prestarle fondos al Estado para hacer obras, cobrando intereses, del Fondo de Sustentabilidad Social (FSS)”. El jujeño criticó la actitud del titular del organismo, Diego Bossio, repartiendo computadoras a los estudiantes secundarios: “tampoco es facultad de la ANSES utilizar los fondos de los jubilados en la compra de computadoras, pagar subsidios de jefes y jefas de hogar o repartir asignaciones por desempleo. Todos estos costos, junto a la AUH, deben hacerse desde el Tesoro de la Nación”.

El senador aseguró que “venimos a reparar”. “Este proyecto no se plantea desde la demagogia, la mentira, la corrupción o el engaño, como se ha dicho en este Recinto –aclaró-. Estamos planteando una política pública a partir de los cambios demográficos, que es viable.”

“El FSS genera un resultado positivo anual de 19.500 millones de pesos. Para 2011, la ANSES va a producir ganancias por 34.000 millones de pesos”, reveló el jefe de la bancada radical, quien dijo que para hacer frente a las sentencias hacen falta 10.000 millones de pesos y para que el mínimo de las jubilaciones alcance el 82 por ciento del salario mínimo, 16.000 millones de pesos”.

“La ANSES está en condiciones de financias el 82 por ciento de las jubilaciones mínimas”, aseguró Alfredo Martínez, quien destacó que el organismo “es superavitario desde hace varios años”.

“Con este proyecto se hace justicia con la gran mayoría de los jubilados que cobran la mínima”, advirtió el presidente de la comisión de Trabajo y Previsión Social de la Cámara alta quien fundamentó el dictamen de la mayoría que ratifica la sanción de Diputados.

Con una feroz crítica a “los intelectuales kirchneristas”, Martínez relató los conceptos vertidos por los jubilados y pensionados que concurrieron a las audiencias públicas y consultas que la Comisión llevó adelante en función de la manda que el Senado le otorgó el pasado 25 de agosto.

En su participación, Arturo Vera aseguró que “hay que decirlo claramente, es una vergüenza que el Gobierno mantenga a casi el 80 por ciento de los jubilados cobrando haberes por debajo de la línea de la pobreza. Sostener esta situación aberrante, con jubilados que no llegan a los 900 pesos es algo que no podemos permitir. Con estas cifras nuestras mayores apenas subsisten y no les alcanza para cubrir sus necesidades básicas, como los medicamentos por ejemplo, los cuales no pueden adquirir sin ayuda de sus hijos”.

“Es una cuestión moral resolver este problema. Nosotros como hombres públicos, que representamos a nuestros mayores, independientemente de los partidos políticos a los que  pertenezcamos, tenemos la obligación de resolver esta injusticia”, agregó el entrerriano quien destacó que “sabemos perfectamente a donde se puede recurrir para darles a nuestros jubilados lo que se merecen. Sabemos por ejemplo que el estado gasta 10 donde puede gastar 5, y que se hacen ricos aquellos que no tienen méritos, y que el 40 por ciento de lo que se eroga en el Anses no se destina a la cuenta de nuestros mayores”.

“La Argentina no puede darse el lujo de mantener esta injusticia, por lo que apelo a que hoy podamos devolverles la dignidad a nuestros jubilados”, apuntó Vera.

“Mi madre, durante casi siete años, desparramó promesas y sueños en hijos y nietos: el sueño  de vivir y terminar sus días de pie y con dignidad. Ella falleció y hoy es mi padre quien sigue su lucha. Ellos hicieron mucho y no tienen nada. Otros pocos tienen mucho y no hacen nada”, inició su intervención Blanca Monllau (FCyS), quien dio a conocer su voto favorable al proyecto de modificación del régimen de actualización de los haberes jubilatorios al 82 por ciento mínimo, vital y móvil, en sintonía con la postura impulsada por la heterogenia oposición que compone la Cámara Alta.

La legisladora catamarqueña señaló que su financiación podría ser sustentable si el gobierno Nacional asignara correctamente los recursos: “si con estos fondos podemos financiar el fútbol de Grondona; la propaganda oficial; los capitalistas amigos; un gasto público exorbitante; la corrupción, el clientelismos y las prebendas; un sistema que sólo favorece el consumo de los que más tiene. El problema no son los fondos sino su destino, el problema es de la voluntad política, del modelo y las prioridades”.

Laura Montero pidió un “cambio estructural en el sistema para que el 82 por ciento sea sustentable en el tiempo”. A su turno, la mendocina expresó que “el sistema previsional debe tener un cambio estructural que permita hacer sustentable el pago a los jubilados” y vaticinó que el kirchnerismo no permitirá el desempate de Cobos, y que el proyecto será aprobado en el recinto.

La senadora, autora de uno de los proyectos que dan base a la norma que se trata, opinó que “para afrontar el gasto que demandaría el 82 por ciento móvil, no es necesario tocar lo recaudado en el Fondo de Garantía de Sustentabilidad, ya que con el superávit previsto por el gobierno alcanza”.

“Hay que dar este paso fundamental y aprobar el proyecto, el Congreso tiene que sancionar esta ley, y para el futuro comprometerse a dar un cambio estructural en el sistema previsional para que el 82% sea sustentable en el tiempo”, agregó y destacó que desde el Ejecutivo “vienen haciendo esta operación de esconder los recursos. No han estado trabajando para prioridades: Hay recursos para hacerlo, la cuestión es la priorización de los gastos”.

Finalmente y sobre el resultado que tendría la votación, la mendocina comentó que “es probable que lleguemos a la mayoría, no sé si se va a dar el empate, no creo que el kirchnerismo de empate; estamos cerca de una votación favorable”.

“Se trata de un acto de estricta justicia”, enfatizó a su turno Luís Naidenoff. “Desde la apertura democrática a la fecha, los partidos políticos con responsabilidad de gobierno debemos hacernos cargos de los errores lo que implica tener la humildad, la fuerza y la convicción de avanzar en hacer justicia con los jubilados”, explicó el senador.

El formoseño destacó que “también debemos avanzar con reformular la movilidad y, a la vez, avanzar en un piso del 82 por ciento del Salario Mínimo Vital y Móvil para las mínimas, en relación a sendos fallos de la Corte Suprema de Justicia”, y se preguntó: “¿se tiene que cumplir o no los fallos de la corte?, ¿merecen ser desoídos los fallos que regulan ajustes?” “Sin lugar a dudas, la respuesta es no, porque hacen a la seguridad jurídica de un país; y porque se trata de la seguridad social. Es decir, hablamos de quienes se les va la vida litigando”, se respondió y advirtió que “es tiempo de corregir errores”.

“Tenemos la obligación de mirar para adelante y establecer reglas de juego previsibles como políticas de Estado. Es tiempo de saldar deudas con un sector de la población que ha dado su vida por la Nación. Tenemos que definir prioridades. Avanzar con un piso de dignidad ciudadana”, explicó y resumió que “una dirigencia política madura, seria y comprometida, debe estar a la altura de la circunstancias en este Recinto”.

Por su parte, Eugenio “Nito” Artaza informó que “he presentado un proyecto que incluye a las sumas no remunerativas a los salarios”, y explicó que “de 100 convenios colectivos de trabajo, 26 que tienen sumas no remunerativas homologadas por el ministerio de Trabajo.  Es decir, simplemente si incluimos en los sueldos esas sumas, la ANSES y el PAMI contarían con 4 mil millones de pesos por año”.

“Acá tenemos un financiamiento”, enfatizó el correntino quien recordó que “hay dos casos en la CSJ, que establecieron doctrina sobre que no debe haber sumas no remunerativas”.

Artaza remarcó que “tenemos que reflexionar sobre cuales son las prioridades y los privilegiados. Niños y ancianos deben ser las prioridades”. “Este gobierno ha hecho esfuerzos aun cuando han sido absorbidos por la inflación”, reconoció al tiempo que recordó que “muchos se han muerto sin encontrar justicia, por lo que debemos volver a reivindicar la política al servicio de los derechos ciudadanos, dándole justicia pero alejándolos del negocio de los abogados”.

“Que no se toquen nunca mas los recursos de los jubilados”, finalizó el senador.

Recordando a Bertolt Brech, el senador José Cano remarcó: “cuando la hipocresía comienza a ser de muy mala calidad, es hora de comenzar a decir la verdad”.

“No entiendo, no soporto, al progresismo que quiere mantener a cuatro millones y medio de jubilados debajo de la línea de pobreza”, resaltó el tucumano quien fundamentó su voto al dictamen de la mayoría apuntando que “los jubilados hoy cobran 36 pesos por día” y pidiendo a la Presidente que “no se oponga a un aumento de once pesos” porque “ningún país entra en dafault con esta medida”.

Cano destacó que “en el actual sistema solo sufren los jubilados que ven como sus recursos provisionales son destinado para el financiamiento de políticas clientelísticas que nada tiene que ver con la seguridad social”.

Mario Cimadevilla aseguró que “el Poder Ejecutivo no puede desconocer el pronunciamiento de los otros poderes, el Judicial con los fallos de la CSJ y la Cámara de Diputados con la sanción de esta ley”.

“Esta claro que los intereses son diferentes. Mientras el gobierno busca mantener y aumentar la caja, la oposición busca el interés de los jubilados”, apuntó el chubutense quien enfatizó que “la ANSES puede financiarlo pero además se debería optimizar el gasto”.

Comentario