12:08 am 09/04 2010

Salud trabajó con pobladores aborígenes

Informaci?n general, Interior, Politicas

por:

 En el salón Auditorio del Ministerio de Salud se realizó una jornada de consulta con pobladores aborígenes en el marco del programa Fusiones Esenciales de Salud Pública (FESP).
El encuentro contó con la presencia de responsables del  programa nacional en Jujuy y representantes de distintas comunidades indígenas en nuestra provincia, además de profesionales médicos y técnico del Ministerio de Salud de la Provincia.
El contador Raúl Herrera del FESP señaló que el programa depende del Ministerio de Salud de la Nación y articula acciones con el Ministerio local.
 Al respecto dijo que “es una jornada de consulta hacia todas las poblaciones aborígenes de la provincia de Jujuy haciendo un intento de nexo o acercamiento de todas las poblaciones indígenas con el ministerio de Salud provincial”.
Más adelante, agregó que “en la oportunidad los representantes de cada una de las comunidades hicieron exposiciones de sus necesidades y al finalizar firmarán el acta correspondiente, mientras que como conclusión el Ministerio local hará el esfuerzo de coordinar todos sus recursos para satisfacerlas”.
En tanto la Coordinadora de Salud Indígena, Mabel Peloc  apuntó que dentro del Ministerio de Salud “estamos trabajando tratando de facilitar información a las comunidades, respetando el marco del Derecho vigente, dando la participación a cada uno de los referentes comunitarios con la finalidad de hacer la consulta previa e informarles, de acuerdo a la planificación, qué tenemos que presentar este año en el marco del proyecto FESP”.
Por su parte, Huayra Pucara representante de la agrupación Indígena Paypaya y Jujuy Manta dijo que “debemos coordinar acciones y trabajar en conjunto para solucionar las problemáticas que tienen las comunidades aborígenes, siendo una de ellas la incomunicación por un lado, y por el otro, que no se plantea lo que ya se viene hablando en distintas partes del mundo y que Argentina se hace eco de lo que es la salud intercultural”.
“No es que la salud indígena –agregó- sea mejor que la que está vigente hoy con el sistema médico, sino que las dos medicinas tienen que servir para solucionar el problema de la gente; entonces lo que pretendemos es que se respete nuestra idiosincrasia, y así poder mejorar la calidad de vida no tan sólo del guaraní, del coya o muchos otros pueblos aborígenes, sino también del criollo y de la gente en general, porque todos vivimos en el mismo lugar”, finalizó.

Comentario