8:20 am 03/05 2012

Restauración de la antigua casona de Don Plinio Zabala

Información general, Interior

por:

A mediados de junio próximo, se rubricará un convenio de cooperación y asistencia técnica entre la Finca El Pongo y la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Córdoba, destinado a realizar un relevamiento gratuito del patrimonio arquitectónico de la sala de Don Plinio Zabala, para su restauración, puesta en valor y refuncionalización.
Conteste con la política de preservar el patrimonio arquitectónico provincial, una joven jujeña graduada de Arquitecta en la Universidad Católica de Córdoba será la pieza clave para que alumnos avanzados y docentes de la Facultad de Arquitectura de esa casa de altos estudios realicen tareas de campo en la Finca El Pongo de Perico.
Antonella Barazzuol Fascio es una hija de Monterrico con lazos familiares en Perico, quien, tras recibirse, regresó a su terruño para ejercer su profesión de arquitecta. Días pasados, en el marco de un convenio firmado entre la Asociación de Jóvenes Profesionales de Perico, la Municipalidad de Perico y la Universidad Católica de Córdoba, la delegación académica se contactó con esta graduada universitaria, quien solicitó autorización para visitar la sala de Don Plinio Zabala, ubicada en El Pongo.
Tras recibir el visto bueno, docentes, graduados y estudiantes fueron conducidos a ese lugar histórico por el administrador de la Finca, Ing. Eduardo López Salgado.
A la visita, realizada el pasado 20 de abril, concurrieron el profesor Arq. Lucas Ruarte; los asistentes Arq. Juan José Corimayo y Arq. Federico Fogliacco; Arq. José Ignacio Stieglitz, Arq. Barazzuol Fascio y los alumnos Erick Schott y Simón Bergese Alegre.
Los visitantes coincidieron en que las actitudes voluntaristas y la falta de consulta a profesionales, por lo general, terminan menoscabando el rico patrimonio de sitios como el Legado Zabala, cambiando la topología y los estilos arquitectónicos, como por ejemplo el hecho de colocar tejas industriales en reemplazo de tejas coloniales pierneras (moldeadas en la pierna), desnaturalizando la morfología de la construcción. De allí la necesidad de que se apliquen técnicas y materiales actualmente disponibles, apuntando a una restauración que busca definir un trabajo lo más cercano posible del tipo original.
Hay que destacar que la actual Administración ya había iniciado tratativas ante el Director de Arquitectura de la Provincia, Arq. Guillermo Durand, para solicitarle el asesoramiento respectivo para la realizar las mejoras necesarias. De allí que, sin perjuicio del convenio que se firmará con la UNC, se continuarán las tareas oportunamente iniciadas por la Dirección de Arquitectura.
Centro de Orientación Turística
El convenio consistirá en que los profesionales y alumnos de las asignaturas específicas, elaborarán un informe de situación y el proyecto de restauración de la casona, apuntando a la puesta en valor, refuncionalización y rejerarquización de la sala en sí y de cada una de las áreas, realzándolas y destacándolas.
En una primera etapa, se elaborará un informe de situación a partir de un relevamiento que se realizará en forma gratuita, para luego diseñar un proyecto de restauración, actividad que estará a cargo de docentes y estudiantes avanzados de Arquitectura. De este modo, los alumnos cumplirán su formación académica con práctica de campo y la Finca contará con información técnica autorizada sobre la situación del patrimonio arquitectónico.
De lo que surja del relevamiento, dependerá el tipo de proyecto y las etapas de su ejecución, incluyendo no sólo una propuesta de restauración de la sala con su estilo neo-colonial, sino de refuncionalización de la misma, adaptándola a necesidades actuales con objetivos sociales, culturales y turísticos. Estos trabajos comprenderán un cambio fundamental, que es respetar la fachada original (sector de la galería), lo cual tenía su razón de ser en hábitos y costumbres de la época colonial.
En tal sentido, se piensa incluir en el proyecto un Centro de Orientación Turística en el ingreso a la Finca, sobre Ruta Nacional 66, donde se reflejaría parte de la arquitectura de la casona, con todas las indicaciones y señalética correspondiente. La casilla de información turística se ubicaría donde hoy está emplazada una gomería (la que sería relocalizada). Se trata de un sitio que constituye el corazón mismo (Perico) y nudo de la distribución hacia la zona de los diques, yungas, quebrada y puna.
“Juntar la historia de la Sala”
Antonella Barazzuol Fascio, graduada hace un año de arquitecta en la Universidad Católica de Córdoba, destacó el vínculo realizado a través de la Asociación de Jóvenes Profesionales de Perico con el profesor Lucas Ruarte, docente de la cátedra de Urbanismo de la UCC, quien orientará los trabajos a realizarse en la Finca El Pongo.
Consultada, la profesional manifestó el entusiasmo de poder colaborar de forma desinteresada en la recuperación de uno de los símbolos más preciados de Perico.
“Hemos recorrido la Finca junto al ingeniero López Salgado. Fue impresionante volver a ver esa sala enorme, porque este lugar cuenta la historia de Perico. Para los profesionales que la visitaron, está a la vista su valor, no sólo por la antigüedad que tiene, sino por la riqueza arquitectónica, pero además el potencial que puede tener para la futura expansión de Perico”, advirtió.
Acotó que entre los aspectos a mejorar están los baños (hay que volver a armarlos), los cielorrasos y los pisos que necesitan un gran mantenimiento. “Lo que le planteamos al ingeniero López Salgado es tratar de juntar la historia de lo que es esta sala para que las intervenciones que se hagan no borren la esencia del lugar. Porque lo importante en cualquier restauración es tener presentes las raíces de lo que fue, para que lo siga siendo, a lo largo de los años”, definió.
Entrando en algunos detalles que pueden observarse a simple vista, la arquitecta dijo que hay sitios de la sala donde habrá que comenzar desde cero, como los baños. En los techos habrá que producir modificaciones, así como en los pisos.
Finalmente indicó que la Administración de El Pongo proveerá toda la información histórica, incluyendo fotos antiguas de la casona, “a fin de poder darle la continuidad arquitectónica más exacta”.

Comentario