11:31 am 14/03 2016

Prevención comunitaria: la solución para evitar la proliferación de mosquitos

Información general, Politicas

por:

El Ministerio de Salud de Jujuy insta a la ciudadanía a seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias y colaborar con las mismas, realizando acciones preventivas en los domicilios particulares, a fin de profundizar la lucha contra el mosquito aedes aegypti.

 

El virus dengue, chikunguña o zica, se trasmite a través de la picadura de mosquitos Aedes aegypti, que se infectó previamente picando a una persona que padece la enfermedad, luego el mosquito contagia a otros insectos de su misma especie. Actualmente, no existe una vacuna o tratamiento específico, por ello la erradicación de criaderos es la principal arma para combatir esta enfermedad.

Estas infecciones no se transmiten de persona a persona, ni por vía oral, respiratoria o sexual, tampoco a través de objetos. Sí pueden transmitir, la infección, las mujeres embarazadas que se enferman cerca del parto al recién nacido durante el mismo.

El Director Provincial de Programas Sanitarios, Carlos Ripoll se refirió a la solución para prevenir la propagación del mosquito trasmisor. Sobre esto, comentó que “es fácil y sumamente económico eliminar todos aquellos elementos que junten agua. En el caso que no podamos descartarlos, los tapemos, los coloquemos  boca abajo o bien bajo techo e incluso se pueden perforar para que el agua no se junte”.

Manifestó además la importancia de cambiar el líquido de los animales cada dos días, así como controlar y destrancar las canaletas; en el caso que sea un resumidero que no funciona, taparlo. “Esa es la solución, pero no pueden los municipios o el Ministerio de Salud hacerlo en las casas de todos y cada uno de los habitantes del área de riesgo. Por ello apelamos a la responsabilidad ciudadana y a que cada uno aporte su granito de arena para prevenir casos de dengue”.

Respecto a la fumigación, Ripoll sostuvo que “la realidad es que no previene el dengue, elimina el mosquito volador que lo trasmite. Está indicada solo en caso de epidemia para disminuir los casos. Sin embargo, una vez que empezó un brote la fumigación no lo corta, lo mitiga”.

Advirtió que, cuando no hay brotes, la fumigación no previene casos, destacando que se realiza “cuando tenemos el sospechoso pero fumigamos la vivienda y las casas aledañas. En el caso de confirmación, se procede por las manzanas o la localidad dependiendo el tamaño del lugar, pero de ninguna manera el insecticida es la solución”.

Sostuvo que el moquito aedes (trasmisor de las tres enfermedades) no se cría en cursos de agua que tengan movimiento. Requiere una pared rígida donde pegar los huevos de la hembra y generalmente son recipientes pequeños, con agua quieta y limpia, que estén a la sombra. Por eso el desmalezado es fundamental: no solo revela cacharros escondidos bajo el pasto sino que quita la sombra, fundamental para la cría del mosquito.

Sobre sitios críticos, Ripoll mencionó que “terminales, chatarrerías, gomerías, baldíos y demás son lugares que requieren la limpieza del municipio. Además, la ciudadanía se debe comunicar con las autoridades locales para que se limpien estos sectores públicos”.

Síntomas a tener en cuenta

La particularidad de esta afección es la presencia de fiebre sin compromiso respiratorio, símil a una gripe seca, sin presencia de secreción nasal. Además se debe tener en cuenta el síndrome febril agudo, es decir todo paciente que presente fiebre de inicio brusco, sin un foco conocido o causa probable.

Bajo esta circunstancia, es de vital importancia, no auto medicarse y es obligatorio y urgente la consulta médica y, sobre todo, tener en cuenta el lugar a donde se viajó y los días transcurridos y de regreso.

Los síntomas a tener en cuenta son: fiebre que dura menos de 7 días acompañada de dolor detrás de los ojos, de cabeza, muscular y de articulaciones, náuseas y vómitos, cansancio intenso, aparición de manchas en la piel, picazón y sangrado de nariz y encías. El Chicunguña comparte síntomas con el dengue, pero con la particularidad del intenso dolor articular y muscular al punto de no poder levantarse.

La fiebre zika consiste en fiebre leve, sarpullido (principalmente máculo-papular), dolor de cabeza, en articulaciones y muscular, malestar general y conjuntivitis no purulenta que ocurre entre tres a doce días después de la picadura del mosquito vector, pudiendo en algunos casos, producir complicaciones neurológicas.

Comentario