1:53 am 10/12 2010

O8 de Diciembre día de La Inmaculada Concepción de María “La Llena de Gracia”

Información general

por:

Todos los fieles católicos el 8 de Diciembre celebran el Día de la Inmaculada Concepción de María, fecha sentida para toda la feligresía jujeña por ser un pueblo devotamente mariano, y que junto con el tiempo litúrgico del Adviento van marcando la preparación a la Navidad. Esta fecha además ha sido incorporada en la Argentina a la lista de feriados nacionales, por tanto es una fecha que nos invita a ser una reflexión sobre nuestra vida espiritual, que estamos haciendo, hacia donde vamos y cuáles son las verdaderas motivaciones que nos mueven en nuestras decisiones.
La Asociación Nueva Argentina, junto a su Presidente el Lic. Ángel Walter Arjona, se une a esta sentida y tradicional celebración sabiendo que la calidad de vida de un pueblo también nos lleva a descubrir la dimensión espiritual tan importante para el ser humano, más en una sociedad donde las ofertas pragmáticas son la oferta del día. La vivencia de una dimensión espiritual lleva a un pueblo a un mayor compromiso con su contexto, y no al contrario, es en la vida íntima donde el ser humano descubre sus potencialidades y su vocación, que lo lleva a una transformación integra y profunda del medio que lo rodea. Tal es la motivación que nos debe llevar a vivir este día de “descanso espiritual”.
El dogma de la Inmaculada Concepción “de María”, sostiene la creencia de que la madre de Jesús no fue alcanzada por el pecado original, sino que estuvo libre de todo pecado desde el primer instante de su gestación. Esta celebración no debe confundirse con la maternidad virginal de María, según lo cual Jesús fue concebido sin intervención de varón, por lo que ella permaneció virgen antes, durante y después del embarazo.
La doctrina fue definida como dogma de fe el 8 de diciembre de 1854, por la bula “Ineffabilis Deus” del papa Pío IX. Desde entonces ese día se celebra la fiesta de la Inmaculada Concepción en toda la Iglesia Católica. L a respuesta del catolicismo al controvertido dogma, es que sólo María tenía que mantenerse libre de pecado pues ella iba a concebir a Cristo, mientras que sus ancestros no.
Según el dogma, Dios preservó a María libre de toda mancha o efecto del pecado original, que fue transmitido a todos los hombres y mujeres por ser descendientes de Adán y Eva. La expresión “llena eres de gracia” (Gratia Plena) contenida en el Saludo del Ángel (Lucas 1,28) y también en el Ave María, reafirman la doctrina de ser libre de pecado por la gracia de Dios. La idea de María como antítesis de Eva era comúnmente sostenida en los inicios del cristianismo: si Eva había sido la causa de la perdición del género humano, María era causa de la salud al ser la madre del Redentor.
La declaración del Dogma estuvo sujeto, bajo el pontificado de Pío IX, a una consulta con el episcopado mundial, que en su mayoría expresó su parecer positivo, y recién ahí, ese 8 de diciembre de 1854, dictó la bula “Ineffabilis Deus”.
En lo esencial, la bula dice: “Definimos, afirmamos y pronunciamos que la doctrina que sostiene que la Santísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de culpa original desde el primer instante de su concepción, por singular privilegio y gracia de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Cristo-Jesús, Salvador del género humano, ha sido revelada por Dios y por tanto debe ser firme y constantemente creída por todos los fieles.” La Festividad de la Inmaculada Concepción es celebrada en todos los países del mundo cristiano-católico.
Deseando que sean un día de renovación espiritual y teniendo como horizonte las festividades de fin de año, invitamos a todos los jujeños a participar en las distintas celebraciones que se dedicaran en honor a la Inmaculada Concepción, buscando la paz, la fortaleza y el sosiego que necesitamos en el diario transitar de nuestras vidas por una Nueva Argentina.

Comentario