1:34 am 05/11 2010

La violencia que se ejerce, con el silencio de muchos

Destacados, Información general, Opinión

por:

Jujuy se ha convertido en la provincia del vale todo, sin autoridad y sin justicia; y con signos de violencia como única estrategia sindical para conquistar supuestos derechos de trabajadores afiliados al gremio de ATE. Es vergonzoso que un grupo de energúmenos haya causado tanto daño en dependencias de la Municipalidad de la capital jujeña; y es increíble que la policía de la provincia haya permanecido inmóvil ante tanta saña desplegada con total impunidad y con gritos e insultos, provocando temor en las personas que se encontraban en esas oficinas circunstancialmente.

Todos coincidimos que los trabajadores necesitan una recomposición salarial o la regularización de sus contratos, pero ello no justifica una actitud salvaje e incomprensible. Estamos seguros que ningún empleado estatal esta de acuerdo con las metodologías utilizadas en cada manifestación, sabemos también que la constitución garantiza el reclamo, pero ningún artículo de nuestra carta magna habla de quemar gomas, romper vidrios o arrojar bombas de estruendo para lograr objetivos. Se puso en riesgo la integridad física de las personas que allí desempeñan sus funciones y la de los  contribuyentes que solo quisieron cumplir con sus obligaciones tributarias.

La persona que dirige los destinos de esta entidad sindical no sabe vivir en democracia, no tiene idea de lo que significa la palabra convivencia, y carece de hombría suficiente para entablar diálogo inteligente o alguna propuesta superadora que agilice respuestas de cualquier poder del estado. En síntesis alguien que produce lástima y que genera vergüenza ajena en cualquiera de nosotros.

Comentario