1:05 am 29/03 2010

La Semana Santa en Jujuy

Destacados, Informaci?n general, Interior, Politicas

por:

La Semana Santa, fiesta religiosa que caracteriza al mundo cristiano, tiene en Jujuy particularidades que evidencian la profunda fe de su pueblo, expresando sus creencias más sinceras, que dejan traslucir viejas costumbres y tradiciones históricas, teniendo como principal escenario la majestuosa belleza de la Quebrada de Humahuaca y de la Puna jujeña.

Durante esta fecha en cada localidad de la región Norte de la provincia se realizan diferentes actividades que son ejemplo de una manifestación multitudinaria de fe.

En Tumbaya

Los días miércoles, jueves y viernes de la víspera del Domingo de Ramos, parten caravanas de promesantes y peregrinos rumbo a Punta Corral. Desde allí el Domingo de Ramos, más de 20.000 peregrinos traen en andas a la Virgen de Copacabana, desde su santuario ubicado a 4.000 metros de altura.

Luego de recorrer los 24 kilómetros que separan el Santuario del pueblo de Tumbaya, cruzando una difícil geografía y acompañados por una banda de 1.500 sikuris, cuya fuerza musical se escucha a muchos kilómetros en medio de los imponentes cerros quebradeños, se genera un espectáculo conmovedor y de profunda fe, que tiene su momento culminante en el atardecer del Domingo de Ramos, cuando la imagen llega a la iglesia de Tumbaya .

En Tilcara

Declarada de interés nacional por el Senado de la Nación, la Semana Santa en Tilcara alcanza ribetes excepcionales, que se expresan tanto en la multitudinaria peregrinación hacia y desde el Santuario de la Virgen de Copacabana y Punta Corral el día miércoles, como en las majestuosas ermitas, hermosas obras de artesanía – tipo mural – elaboradas con flores, hojas, semillas y frutos del lugar, representando las distintas estaciones del Vía Crucis y que alcanzan su máximo esplendor el Viernes Santo , por la noche, luego de la procesión del Cristo Yacente cuando son iluminadas.

En Yavi

El Viernes Santo ofrece un sobrecogedor acontecimiento de religiosidad popular. Su histórica iglesia, con su altar de oro, se transforma en el centro de la celebración.

En su interior se presenta el Monte Calvario con un Cristo de brazos articulados, que luego de la celebración de la Pasión, es desclavado y colocado en un sepulcro, iniciándose una de las tantas procesiones que se realizan hasta el alba del día siguiente.
En Huacalera

Con profunda y sincera fe, las viejas costumbres y tradiciones españolas se reviven en la procesión del Viernes Santo por las calles de la villa, acompañada de antorchas y ermitas con flores, representando imágenes bíblicas.

Comentario