2:56 am 09/06 2008

Incidentes en La Quiaca, municipio dió su versión

Interior

por:

daniel suarezEn la ciudad se produjeron incidentes graves, provocado por manifestantes que tomaron la municipalidad cuando el Intendente no se encontraba en la ciudad. Hay que decir que el cura Jesus Olmedo lidera esta manifestación violenta. Ya días atrás habían causado estragos en el hotel de turismo. Hoy rompieron cristales de los ventanales

Esta mañana una orden Judicial dispuso el desalojo inmediato de los que habían tomado el municipio. Tras ofrecer resistencia al desalojo pacifico, personal de infantería de la provincia procedió al desalojo por la fuerza.

Lo grave de esto es que en el edificio municipal habían niños en el momento del desalojo, lo que causo malestar en los manifestantes.

Luego enfurecidos algunos de los manifestantes, se dirigieron a la Iglesia católica, donde vecinos autoconvocados, habían tomado pacíficamente la Iglesia, y realizaban un Ayuno por la Paz Social. Allí los manifestantes de Olmedo procedieron con violencia, y  sacaron a los que estaban allí. Luego los persiguieron insultándolos, y amenazándoles y lanzándoles piedras.

Algunos compañeros de prensa que cubrían la noticia, fueron agredidos y amenazados por los manifestantes, y le arrebataron su herramienta de trabajo, una cámara fotográfica. Lo grave de estos hechos es que estos manifestantes encapuchados fueron enviados por la concejal Sandra Quispe.

Otro detalle que complico el panorama es que a medianoche, llegó desde San Salvador de Jujuy un colectivo lleno con personas de la CCC (Corriente Clasista y Combativa), para armar un frente de choque con los uniformados.

Esta manifestación que el cura Olmedo lidera,  comenzó con una marcha y crucifixión de varios sectores que representan intereses diferentes y que no tienen nada que ver con la municipalidad. La municipalidad no dispone de los Planes sociales de Nación, la municipalidad no incide en el alza de los precios de los artículos de primera necesidad. Sobre otras cuestiones, hay que esperar que la justicia se expida y no incitar a que por medio de la violencia se aprueben los negociados políticos de la gestión anterior.

Hoy en la toma del municipio se observaba la presencia de concejales cavanistas orquestando sus planes para generar y profundizar más violencia.

En La Quiaca, el cura no se pronuncia en contra de actos irregulares que obro la gestión anterior. No denuncia los sobresueldos, adicionales y plus que cobraban los concejales y lo miembros del gabinete en la gestión pasada. No denuncia la desaparición de aproximadamente cinco millones de pesos y que no se sabe dónde fueron a parar. Tampoco denuncia el pago ilícito de honorarios al apoderado de la municipalidad en la gestión anterior por una suma aproximada al medio millón de pesos, como tampoco denuncia que no se le paguen las retenciones que les corresponden a las familias….

Y pensar las obras de beneficencia y mejoramiento de la ciudad que podrían hacerse si el dinero volviera.

Estamos viendo al Intendente Dr. Ernesto Daniel Suarez trabajar duro a pesar de las trabas del Consejo Deliberante, pero a los concejales cavanistas no les importa, lo que pretenden es operar con total impunidad. Luego de haber sido descubiertos y estar procesados por la Justicia, quieren causar incidentes para que la provincia intervenga el municipio y tapar sus actuaciones irregulares.

 Algo que se puede ver es que el cura Olmedo está sembrando odio en la ciudad, la está dividiendo y eso no beneficia a la comunidad porque está claro que la municipalidad no es la causal de los males que algunas personas tienen. Detrás de todo esto hay intereses en juego.

Comentario