2:32 am 27/10 2010

Impulsan tres polos productivos de lajas y tobas en Jujuy

Información general, Politicas

por:

La Dirección Provincial de Minería y Recursos Energéticos del Ministerio de Producción inició un plan para instalar polos de desarrollo de lajas y tobas en Abra Pampa, Tilcara y El Carmen, reforzando la labor de pequeñas cooperativas y grupos comunitarios. Se buscará revalorizar la aplicación de estas rocas en la actividad de la construcción, a fin de generar un sistema laboral que beneficie a cientos de micro-emprendedores.

Con el respaldo del Ministro de Producción, Ingeniero Walter Díaz Benetti, las acciones comenzaron su curso a través del Director Provincial de Minería, Doctor Martín Sánchez, bajo la premisa de promover la generación de trabajo cooperativo con carácter industrial.
El titular del área minera precisó la necesidad de incrementar la demanda habitual de estos materiales pétreos e impactar directamente en los productores primarios, caracterizados por ser cooperativas familiares y comunitarias. A su entender, ello significará la creación de nuevos puestos de trabajo en zonas con economía deprimida y sobre todo con escasas posibilidades de alternativas productivas.
En este marco, Sánchez destacó que ya se avanzó en la ejecución del Programa Huellas Mineras para facilitar el acceso a canteras ubicadas en Humahuaca, Yavi, El Carmen, Cochinoca y Tilcara. Además, comentó que se relevaron canteras, se iniciaron capacitaciones a pobladores sobre nuevas técnicas artesanales, se evaluaron las aptitudes de uso en paredes, pisos y adoquines; se remitieron (mediante comodato) maquinarias, herramientas y elementos de seguridad para suplir progresivamente la labor “a fuerza de brazos” de los obreros.
Asimismo, explicó que el plan se basó en diferentes normativas provinciales, como el Código de Procedimientos Mineros (Ley 5186); la Ley 5185 de Compre Jujeño, y la Ley 5591 de Fomento a las producciones mineras de naturaleza pétrea o terrosa  que se realicen en Jujuy (cuya reglamentación está en proceso e implica la utilización de lajas y tobas en la obra pública, entre otros aspectos), aclarando además que esta producción mineral (de tercera categoría) pertenece al propietario o dueño del suelo en el que se encuentra (particulares y principalmente comunidades aborígenes).

La potencialidad de estos productos

Por sus texturas, colores y calidad, Sánchez aseveró que las lajas de Jujuy para revestimientos no se repiten en otra zona de Argentina, y por sus características poseen un lugar preponderante en el rubro. No obstante, señaló que se deben contemplar diferentes situaciones: el esfuerzo de los trabajadores por los métodos artesanales de extracción, el procesamiento a pequeña escala y las limitaciones ambientales para su laboreo (el crecimiento de ríos en verano que dificulta el acceso a las canteras; las bajas temperaturas y los trabajos a más de 3000 metros de altura sobre el nivel del mar).
Recordó que este material fue utilizado en reconocidos sitios, como la Escuela Belgrano, Banco Hipotecario, Banco Nación, Plaza Belgrano, Monumento  a la Independencia de Humahuaca e Iglesia de La Quiaca, conservando un estado óptimo por más de 60 años.

Sobre las tobas, distinguió su potencialidad en Susques, Paso de Jama, Coyahuayma, Coranzuli, Castro Tolay, Catua y Lagunillas de Farallón. Por su propiedad de aislante térmico, se pensó en la generación de mano de obra intensiva unida a la utilización de esta roca volcánica para fabricación de bloques, los cuales ya revisten el edificio del Complejo Aduanero Internacional Jama y la Capilla de Catua.
Finalmente, el Director distinguió la labor realizada por el técnico ministerial a cargo de estos estudios, Ingeniero Walter Cabezas, e indicó que la materia prima y el esfuerzo actual  de distintas comunidades debe ser traducido en el desarrollo de sus pueblos.

Comentario