4:56 am 23/08 2008

Exodo Jujeño, un aniversario más de nuestros héroes

Destacados

por:

exodo jujeñoHoy se conmemora un aniversario más del Exodo Jujeño, mientras se preparan los últimos detalles para comenzar esta jornada con distintos actos celebratorios, siempre cabe una reflexión, un pensamiento, profundo y sincero, sobre nuestra realidad; marcada hoy por los desencuentros y las diferencias entre sectores tanto políticos como gremiales, sociales, y el sector privado de nuestra provincia. Es tan difícil conseguir el consenso entre todos? Es tan difícil debatir proyectos que generen inversiones y se avance en los caminos de la producción que vaya ganando espacios y provoque puestos de trabajo genuinos y competitivos para quienes no sigan dependiendo del estado y comiencen a crecer como personas y al mismo tiempo dignifiquen sus cualidades ? Parece mentira, pero Jujuy está inmerso en un proceso de auto destrucción, hechos de violencia y amenazas preocupan a los distintos estamentos de nuestra sociedad. Con la violencia no se gana nada, está comprobado que la presión, el apriete y otras metodologías no son los mejores vehículos para lograr objetivos comunes y atender reclamos de los sectores más humildes. Cabe la crítica hacia nuestros representantes que no aceleran los tiempos para responder nuestras necesidades, pero el debilitamiento de la dirigencia política, gremial, social y del sector privado ha generado que hayan reacciones agresivas o demasiado violentas, pero aun asi nada justifica estos hechos para poder conseguir soluciones. Ojalá este día sirva como una visagra para cambiar un capítulo muy triste de nuestra sociedad, ojalá sigamos el ejemplo de otras naciones u de otras provincias que solo fijan metas que los posicione en el mejor nivel, de la producción, del turismo, y de la industria. Nosotros somos los únicos que podemos hacer realidad el sueño de nuestros hijos y de nuestros nietos, no más violencia, no más presiones; Demos un paso hacia adelante y transformemos esta provincia en el lugar más pujante de la Argentina, un lugar creíble y fortalecido por su propia gente, no es mucho pedir, es simplemente pensar en el futuro de los que vienen aprendiendo a vivir en democracia.

Comentario