1:13 am 20/10 2010

El complejo “Héctor Tizón” estará concluido en dos meses

Información general, Politicas

por:

La obra incluye la eliminación de barreras arquitectónicas en favor de discapacitados. Se conserva la estructura original del edificio.

Desde la secretaría de Obras Publicas, de la Municipalidad de San Salvador de Jujuy, se trabaja intensamente en el futuro centro cultural que funcionará en las instalaciones de la antigua “casa de las lavanderas”, recientemente también sede del Archivo Municipal, ubicado sobre avenida Hipólito Irigoyen y Junín.

El director general de Planeamiento Urbano y Ordenamiento Territorial, Arq. Ramiro Tejeda, estimó que en sesenta días se concluirá en un cien por ciento la obra: “anteriormente –aquí- funcionaba el Archivo Municipal, pero el edificio fue construido para las lavanderas hace mucho tiempo atrás”, explicó el funcionario.

Agregó que “actualmente se está realizando una obra con el fin de fortalecer la cultura jujeña,  para eso estamos refuncionalizando y remodelando esta construcción antigua, construyendo actualmente un multiespacio cultural”.

Esta obra forma parte de la impronta cultural que lleva la actual gestión municipal, siempre trabajando en la promoción de la actividad cultural y educativa, para lo cual es importante contar con un espacio propio de la ciudad, y abierto para todos, teniendo en cuenta que las actuales remodelaciones en la infraestructura del edificio destinado al centro cultural, que llevará el nombre del célebre escritor jujeño de fama internacional Héctor Tizón, se están eliminando barreras, haciéndolo totalmente accesible.

“Esto tiene que ver con la política del municipio capitalino de incentivar las actividades culturales y educativas, para lo cual se debe contar con el espacio”, definió Tejeda en ese sentido.

Aspectos técnicos de la obra

El inspector de la obra e integrante del equipo técnico de arquitectos perteneciente a la Secretaría de Obras Publicas e Infraestructura, Arq. Ramiro Ramos, explicó que “las obras están avanzadas, la demolición, prácticamente a un cien por ciento, lo mismo que la estructura sismo resistente, cumpliendo con la normativa correspondiente”.

Al referirse a las instalaciones, dijo que “están, prácticamente, un cien por ciento, como ser gas, desagües, sanitarios, agua y luz”. Además agregó que “la estructura final se mantiene completa en lo que respecta a mampostería, techos entrepisos, carpintería”.

Para concluir, destacó que en el centro se contará con una total accesibilidad para las personas discapacitadas, teniendo en cuenta que “estamos trabajando en rampas, eliminando barreras arquitectónicas, como también se contará con  baños adaptados a ello”.

Comentario