10:52 am 31/07 2008

Desde la Unión Industrial afirman que el acuerdo salarial es un gesto político del gobierno nacional

Sin categoría

por:

ernesto alteaEl gerente de la Unión Industrial Jujuy, Ernesto Altea, se refirió a las posibles repercusiones por la decisión de elevar el piso salarial a 1.240 pesos, destacando que se trataría nada más que de un gesto político del Gobierno, pero que no va a traer soluciones de fondo. También afirmó que en nuestra provincia no produciría mejoras sustantivas en el nivel de vida de los trabajadores, puesto que el 50% de los mismos se encuentran en negro.

Altea manifestó que “en realidad, el acuerdo salarial del lunes es básicamente un hecho político, por una necesidad del Gobierno nacional de mostrar iniciativa, y de avanzar en algún sentido que pueda parecer positivo para el conjunto de la población”.

En el caso concreto de Jujuy, “que tiene más del 50% de la población que está trabajando en la informalidad, el salario mínimo no afecta. Lamentablemente, los legisladores nacionales están ocupados en otros temas, y no se acuerdan de que hay una parte muy importante de la población que está fuera absolutamente de todo el sistema”.

En este sentido, “la legislación actual responde a la necesidad solamente de las grandes organizaciones sindicales, pero no así del conjunto de la población y de las posibilidades de la economía. Entonces tenemos como dos clases de ciudadanos: los que están trabajando formalmente, a quienes eventualmente podrá llegar algún beneficio con este tipo de medidas, que no creo que provoquen beneficios de fondo, y más del 50% de la población que no tiene oportunidades de jubilarse, no tiene obra social y de quienes nadie se acuerda”.

A esto agregó que “el incremento además es relativo, porque la gran mayoría de la gente está por encima del salario mínimo, así que muy difícilmente tenga un impacto significativo en la economía de la Argentina. Estas son medidas que se toman cada tanto tiempo, que tiene que ver además con la contradicción entre los indicadores del INDEC, que desnuda toda esta falacia dentro de la cual estamos hoy moviéndonos en la economía, lo cual es una cosa lamentable”.

En cuanto a las medidas que habría que adoptar, “a mi me parece que hay que legislar, para que tengamos la oportunidad de hacerlo de una manera incluyente, porque lo concreto es que hasta ahora no se ha resuelto nada. Durante la década del ’90 teóricamente se precarizó el trabajo, y tampoco mejoró los niveles de blanqueo del trabajo”.

Comentario