1:25 am 02/12 2010

Definen a la vacunación como “Un bien social” que debe garantizar el Estado

Información general, Politicas

por:

El documento fue suscrito por el Ministro de Salud de la Nación, el gobernador de Santa Cruz, el representante de OPS-OMS en el país, responsables de las carteras sanitarias de cinco provincias y titulares de sociedades científicas. En el encuentro, expertos nacionales e internacionales analizaron durante dos días en El Calafate los avances y nuevos desafíos en torno a la política basada en los programas de inmunizaciones.

Las vacunas constituyen un “bien social” que “ha sido y continúa siendo uno de los pilares de la salud pública y una de las intervenciones de mayor impacto”, por lo que “el Estado debe velar por el acceso oportuno, equitativo y universal” a las mismas, señalaron en un documento los participantes del Primer Simposio Internacional de Inmunizaciones, que se realizó en la ciudad santacruceña de El Calafate y fue organizado por el Ministerio de Salud de la Nación.

La “Declaración de El Calafate” fue firmada, entre otros, por el Gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta; el Ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, y el representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en la Argentina, Antonio Pagés.

El documento también fue suscrito por los Ministros de Salud de las provincias de Buenos Aires, Alejandro Collia; Entre Ríos, Ángel Giano; Santa Cruz, Matías Mazú; Tucumán, Pablo Yedlin, y Jujuy, Víctor Urbani. Por las sociedades científicas, lo hicieron Daniel Stamboulian, titular de la Fundación del Centro de Estudios Infectológicos; Ángela Gentile, Secretaria de la Sociedad Argentina de Pediatría; Pablo Bonvehi, Presidente de la Sociedad Argentina de Infectología, y Eduardo López, Presidente de la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica.

Las vacunas “han posibilitado la erradicación de la viruela y la eliminación de la poliomielitis salvaje en las Américas”, cuyos países “deben comprometerse a mantener altas coberturas de vacunación para mantener los logros obtenidos”, señala el texto.

Tras señalar que la vacunación constituye “una herramienta de prevención, promoción y protección de la salud de la comunidad”, la declaración ratifica que “las vacunas incluidas en el Calendario Nacional de Vacunación son obligatorias y gratuitas”.

“Las vacunas son un ejemplo de una acción solidaria, ya que protegen tanto a quienes son inmunizados como a quienes los rodean”, dice el texto, que agrega que “los sistemas sanitarios públicos deben ser capaces de garantizar la asistencia universal, equitativa, solidaria, constante, eficaz y participativa”.

También promueve “un modelo preventivo de atención de la salud con decisiones oportunas de intervención, que asuma sus riesgos y favorezca la creación de nuevas

tecnologías que inste y estimule la investigación y el desarrollo tecnológico en el país y la región”.

Luego de reconocer “la necesidad de instalar en la comunidad la noción de las vacunas como un bien social en el marco de un conjunto de acciones de promoción y protección de la salud”, los firmantes sostuvieron que “la población debe reivindicar su acceso a la vacunación, por lo que se debe fortalecer la adecuada información como una herramienta efectiva para ejercer este derecho y, de tal forma, alcanzar este objetivo”.

Otro de los puntos de la declaración está vinculado con promover “el trabajo en conjunto por el bien común”, tanto “compartiendo experiencias y dificultades en materia de coordinación e interacción entre los sectores de salud, educación, fuerzas de seguridad, organizaciones no gubernamentales, y demás organizaciones de la sociedad” como “promoviendo la permanente comunicación y las actividades de vacunación de forma  intersectorial”.

Temas tratados en el Simposio

En el Primer Simposio Internacional de Inmunizaciones, que llevó como lema “Una prioridad para la Salud Pública”, expertos nacionales e internacionales, representantes de sociedades científicas y miembros de la OPS evaluaron durante dos días los logros alcanzados en la materia y buscaron consensuar nuevas metas para 2011.

El encuentro, promovido por la cartera sanitaria nacional a través del Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevisibles, planteó los desafíos y acciones futuras y temas vinculados a la incorporación de nuevas vacunas a los programas ampliados de inmunizaciones en la Región de las Américas, o el relato de la experiencia de distintos países en el control de enfermedades.

También se analizaron temas como las vacunas: derecho individual o bien colectivo, de la atención de la enfermedad hacia la promoción de la salud; hepatitis A: una decisión innovadora en un momento de crisis -a propósito de la determinación adoptada por la cartera de salud nacional al incorporar esta vacuna en el esquema nacional-; la Campaña  Nacional de Vacunación Contra el Nuevo Virus de Influenza A H1N1: la fortaleza del consenso; sarampión: el desafío de la eliminación; la producción nacional de vacunas: una respuesta argentina a nuestras necesidades; y neumococo: nuevas vacunas para enfrentar viejos problemas, entre otros.

Por otra parte, en conmemoración al Día Internacional de Lucha contra el SIDA, el experto Daniel Stamboulian brindó una conferencia en la que reflexionó sobre “La importancia de las vacunas en las personas que viven con VIH”.

Comentario