11:43 pm 03/11 2010

Comisión de Ecología trató temas de Biodiversidad

Información general, Politicas

por:

Un grupo de jóvenes busca generar estímulos estatales para promover el cuidado y manejo sustentable de regiones con rica diversidad biológica ubicadas en dominios privados. Se trata de una herramienta de política ambiental destinada a regular la creación de reservas naturales privadas.

La Comisión de Ecología de la Legislatura de Jujuy recibió esta semana a un grupo de jóvenes de Ecoclubes y de la Juventud Radical, quienes elaboraron un anteproyecto de ley para estimular la creación de reservas naturales privadas. La propuesta busca fomentar la protección de la diversidad biológica y cultural, involucrando activamente a la sociedad en el paradigma del cuidado del ambiente como bien social.

El encuentro contó con la presencia del Presidente de la Comisión, Pablo Baca y sus pares los diputados Carlos Oheler, Alejandra Mollón, Cristina Romano, Carlos Amaya, Ana María Jorge, Mario Pizarro, Susana Pantoja y Jorge Rizzotti. El grupo de jóvenes estuvo encabezado por el asesor Dr. Gastón Morales, los dirigentes Fabián Ruiz (Ecoclub), Bruno Jerez (Presidente de la Juventud Radical), Victoria Luna Murillo (Coordinadora de Fortalecimiento Juvenil de la comuna capitalina) y Néstor Sanabia (Coordinador de Políticas de Juventud del municipio).

Los legisladores escucharon los aportes realizados por los jóvenes y se comprometieron a darle el trámite legislativo correspondiente para que reciba tratamiento parlamentario.

Durante el encuentro con los legisladores, el Dr. Morales explicó que la provincia de Jujuy se caracteriza por una extraordinaria diversidad biológica situada -no sólo dentro de las áreas protegidas ya reconocidas- sino que se expande también en áreas de dominio privado. Por ello es que un grupo de jóvenes pertenecientes a Ecoblubes, así como a la Juventud Radical trabajaron en el diseño de una propuesta destinada a generar una herramienta para incentivar a los propietarios privados a conservar los valiosos recursos naturales que están en sus dominios.

El asesor explicó que “el hecho de considerar al medio ambiente como un bien público de toda la comunidad” ha provocado un cambio de paradigma que provocó que en el mundo “los Estados reconozcan la importancia estratégica del accionar de la sociedad civil, que a través de ONGs ha venido realizando esfuerzos técnicos y económicos desde hace años, alertando sobre la importancia de la biodiversidad”.

Por otra parte, destacó Gastón Morales que “dejar en manos del Estado la total responsabilidad de conservar y manejar la biodiversidad de la provincia no garantiza que el Estado logre el objetivo si no se diseña un plan que fomente valores y compromisos sociales ciudadanos”. En ese contexto, inscribió la importancia de “promover la creación de áreas naturales privadas que sean administradas por los propietarios de los terrenos de acuerdo a planes de manejo sustentable aprobados y fiscalizados por la autoridad de aplicación estatal”.

Recordó el Dr. Morales que la “Ley Provincial General del Medio Ambiente contiene un artículo referido a la participación social, pero su conceptualización es deficitaria. Se trata de prescripción legal vacía, puesto que no considera las verdaderas herramientas legales que pueden ser creadas estatalmente para incentivar la incorporación de la sociedad civil al control y manejo sustentable de los recursos naturales esparcidos por el territorio de nuestra Provincia”, dijo. Para saldar ese déficit es que se propone como una de las herramientas, la regulación de las reservas naturales privadas.

Los dirigentes Murillo, Jerez, Sanabia y Ruiz, pusieron de relieve que “en Jujuy existen verdaderas ecorregiones que pertenecen a propietarios privados. Muchos de ellos llevan a cabo tareas de preservación de sus tierras y las manejan obteniendo beneficios económicos de manera sustentable; muchos otros ni siquiera advierten esta realidad ambiental, ni la riqueza natural de sus terrenos, o si la advierten, pero no existen políticas ambientales dirigidas desde el Estado provincial para fomentar su utilización sustentable”.

Además, destacaron que “una buena manera de fortalecer la función de las áreas protegidas provinciales, sería posibilitar la integración de Reservas Naturales Privadas al sistema provincial de áreas protegidas, en base a un programa de incentivos fiscales y económicos”.

ASPECTOS RELEVANTES DEL ANTEPROYECTO

El anteproyecto presentado por los jóvenes en la Comisión de Ecología, faculta al estado para crear Reservas Naturales Privadas mediante convenios con terceros, previa evaluación en el terreno, de los valores naturales y/o culturales del área propuesta o seleccionada.

Define como Reservas Naturales Privadas a aquellas áreas de dominio de particulares que siendo de interés científico, educativo y cultural por sus bellezas paisajísticas y sus riquezas biológicas de fauna y flora autóctona, así como por sus riquezas histórico-culturales, son objeto de especial protección y conservación, limitándose la libre intervención humana a fin de asegurar la existencia de sus elementos naturales a perpetuidad.

La propuesta -concebida como un aporte al fortalecimiento del Sistema Provincial de Áreas Naturales Protegidas- tiene como objetivo afianzar la estrategia conservacionista de la biodiversidad de la Provincia establecida en la Ley General del Medio Ambiente (Ley Nro. 5063), promoviendo la inclusión de los particulares en la protección y el manejo sustentable de los atributos biológicos y/o histórico-culturales que se encuentren en tierras privadas, con el objetivo conservar y representar la diversidad de las áreas naturales existentes, de especies de la fauna y flora silvestre autóctona y sus ambientes.

Además busca “conservar muestras representativas de las unidades biogeográficas terrestres y acuáticas, para contribuir al mantenimiento de la diversidad biológica”. Finalmente la propuesta se orienta a “proteger áreas naturales privadas consideradas singulares por: contener ecosistemas característicos o únicos; comunidades o especies de particular interés o valor; procesos ecológicos y evolutivos naturales; paisajes o rasgos geofísicos de gran valor estético o científico; o un hábitat de importancia crítica para especies autóctonas y en especial para especies migratorias; ambientes que circundan las nacientes de cursos de aguas; corredores ecológicos; o valores antropológicos, arqueológicos, paleontológicos o culturales asociados a ambientes naturales”.

Los propietarios de terrenos que propongan a sus propiedades como Reservas Naturales Privadas deben presentar, entre otros requisitos, una evaluación sobre los ambientes, relieve, hidrografía, flora y fauna del campo; un Plan de Integral de Manejo y Desarrollo permanente y anual del área.

En las áreas que se categoricen como reservas naturales privadas, no se podrá efectuar una explotación que altere las características del lugar, tampoco podrán introducirse especies vegetales o animales no compatibles con el ecosistema, ni introducir sustancias tóxicas o contaminantes. No obstante, podrán desarrollarse en esas áreas actividades de investigación científica, educación e interpretación ambiental, recreación, eco-turismo y actividades productivas basadas principalmente en el manejo sustentable de los recursos naturales.

La propuesta introduce incentivos impositivos, fiscales y crediticios, así como reducciones en las tasas y derechos municipales, a los propietarios privados que incorporen voluntariamente sus inmuebles total o parcialmente, para fines de conservación

Comentario