12:03 am 02/03 2010

Artículos de reflexión para el Bicentenario de la Patria

Informaci?n general, Politicas

por:

Con el fin de dar inicio a la emisión de una serie de artículos durante el 2010, año del BICENTENARIO DE LA REVOLUCIÓN DE MAYO,  la Asociación Nueva Argentina a través de su Presidente el Licenciado Angel Walter Arjona, expresa:
Hace ya casi 200 años un puñado de hombres y mujeres. Echaron la semilla en la tierra del Río de la Plata.
Para celebrar el bicentenario, nos preparamos, pero nuestras ciudades, pueblos y barrios necesitan  imperiosamente  reciclarse, por que continuar viviendo en las condiciones en que se encuentran muchas veces nos enferman. Cada vez, más deficientes son los servicios públicos por que no se han realizado las reinversiones suficientes en ellos en tiempo y forma. Existen decibeles altísimos en la vía pública, ya que personas inescrupulosas no controlan las condiciones de sus maquinas, ni la bocina, ni sus actividades. Por doquier proliferan los carteles que contaminan nuestra visual, y compiten los negocios por quien lo coloca más grandes, sin que nadie los regule, y en el entorno alteran la armonía.
Los gases emanados de los colectivos y vehículos cubren de hollín todo; hasta nuestros pulmones, y nadie controla. La emanación de gases es constante en la vía publica donde las diferentas unidades de transporte de pasajeros y particulares contaminan a toda hora por ganar unos pesos mas o tiempo ¿para que? ¿Para quién?
Y ni que hablar de las casas rodantes abandonadas, que dificultan el transito y se suman a ser albergues transitorios y/o definitivos.
Hoy no existe una planificación para romper las veredas o las calles y los que lo hacen para proporcionar algún servicio no apisonan bien la tierra; cuando termina sus trabajos y con el transcurso del tiempo, las baldosas quedan flojas las veredas rotas, las calles con baches, no se frenan en las esquinas peligrosas semáforos y en cuanto a la señalización ausente se encuentran en las calles, poniendo en riesgo la vida. Faltan rampas para la circulación de los discapacitados tanto en calles como en diferentes edificios y oficinas. Se están produciendo hacinamientos por permitir la existencia  de asentamientos y ocupación de casas y terrenos sin baños suficientes, peligro de incendio  y accidentes por cocinas improvisadas, en ausencia o mala instalación eléctrica.
Hay por todos lados, vendedores ambulantes que no cumplen los requisitos mínimos de seguridad e higiene en la procedencia de lo que ofrecen.
Hay por todos lados fábricas de infecciones y enfermedades tal es el claro ejemplo: de los vertederos directos  a los ríos sin plantas de purificación o tratamientos de agua, los residuos tóxicos no son seleccionados y tratados debidamente.
Los residuos domiciliarios son depositados y acumulados en esquinas a cualquier hora del día sin respetar, días y horarios del recolector. Ha pero nuestros fieles amigos de ambulan por descuidos de sus dueños y acumulan a esa convocatoria potencializando los riesgos de focos infecciosos y estética ambiental; la basura se observa mezclada no se discrimina en elementos que pueden ser reciclable,  orgánicos; etc.
Y los papelitos en la vía pública parecen margaritas en el campo y las botellas girasoles…
Estamos realmente ante la necesidad imperiosa e indiscutible que urge una nueva educación implementar para vivir en sociedad y que dejemos de pensar y actuar como que los problemas son de los otros es nuestro medio ambiente que necesita ser tratado mejor donde todos debemos comprometernos allí donde nuestro prójimo y nosotros no suframos los atropellos de una violencia que denigra.
No basta con lavarnos la cara, es necesario hacer el bien en común que nos dignifique siendo una tarea de cada uno de los habitantes de esta bendita tierra. Hoy frente al bicentenario, debemos vivirlo y trasformarlo en profundidad, no superficialmente.
¡TENEMOS TANTO QUE HACER!
Hoy como ayer habrá que revisar nuestro que hacer y nuestra manera de ver…
Hagamos aquellas cosas que trasciendan por una Nueva Argentina
Como lo hicimos hasta este momento trabajemos por una mejor calidad de vida. Todos lo merecemos y solo juntos lo conseguiremos. Por tal motivo, tenemos el desafió de dar en este 2010 un Gran paso para la concreción de una NUEVA ARGENTINA.

Comentario