1:18 am 10/11 2010

A través del CPV Santa Anita comenzó una tarea de concientización interinstitucional en Alto Comedero

Información general

por:

Se trabaja en conjunto con el centro de atención primaria de la salud y las escuelas.

A través de un encuentro multisectorial desarrollado en Alto Comedero, en la mañana de este mártes comenzó la campaña de lucha contra el dengue, con medidas como enseñar a los niños cuidados elementales y retirando de los hogares los elementos donde se pueda acumular agua que sirva al desarrollo del mosquito que transmite esta enfermedad, el Aedes aegypti, cuya proliferación se nota en estos días en que se registran altas temperaturas.

La subdirectora de la Delegación Municipal de Alto Comedero, Estela Flores, presidió el lanzamiento de las actividades, acompañada por otros funcionarios del organismo, estudiantes y docentes de la Escuela Nº 432 República Francesa, del Centro de Desarrollo Integral Tiempo de Juego, del puesto de Salud Eva Perón y de centros vecinales del sector de las 200 Viviendas.

“Es importante coordinar acciones con otras instituciones en Alto Comedero, específicamente lo que relaciona y comprende a este sector, un gran grupo de viviendas, ya que se debe trabajar en forma coordinada y conjunta para poder llegar de una manera correcta a los vecinos”, dijo Estela Flores.

Explicó que “estamos lanzando nuevamente la campaña de trabajo contra el dengue en Alto Comedero, combatiendo lo que significa el riesgo del mosquito del dengue, una campaña masiva para que sea positiva, que si no la realizamos en forma conjunta, no tendría el eco correspondiente”.

“Convoco a todos los vecinos a saquen las chatarras y todos los elementos en desuso, aprovechando que tenemos el camión que desde la Delegación se pone a disposición”, agregó la funcionaria.

Cabe resaltar que se ha convertido en una necesidad vital que cada vecino intervenga en forma activa en cada campaña, en este caso despojándose de cualquier elemento que sirva de criadero de mosquitos y manteniendo la limpieza de cada rincón de Alto Comedero.

Comentario