9:20 am 28/03 2018

1º Congreso Provincial de Mujeres de Primero Jujuy

Información general, Politicas

por:

Se concretó en el complejo de la UTA el 1º Congreso Provincial de Mujeres de Primero Jujuy con la asistencia de más 1000 mujeres en representación de capital y el interior. El objetivo fue debatir sobre el presente de la mujer y planificar acciones para hacer valer sus derechos en plena vigencia y tomar la política como principal herramienta a fin de terminar con las desigualdades y sobre todo con la violencia contra la mujer en todos los ámbitos.

La actividad fue propiciada por Primero Jujuy que es un activo promotor de la igualdad de género, por ello Carlos Haquim, máximo referente del sector y vicegobernador de la provincia al momento de hablar con las presentes resaltó “este es el espacio de ustedes, el que Primero Jujuy quiere para sus dirigentes. Debemos prepararnos para los tiempos que vienen, para poder sentarnos en una mesa y sostener una posición en esta lucha de igualdad, defender nuestras ideas y proponer soluciones”.

La actividad continuó con cuatro horas de debate y trabajos en grupo. A la hora de las conclusiones, uno de los principales conceptos con los que iniciaron la redacción del documento final expresaba que “La desigualdad y la discriminación son incompatibles con la democracia”.

Durante las exposiciones plantearon la necesidad de cambiar los ejes del debate, “debemos exigir como sociedad que todos los recursos del Estado se utilicen para transitar un camino de decisiones reales. Los femicidios son más que un recuento de cifras: son vidas, sueños, ilusiones que han sido aniquiladas. Si no cambiamos los ejes del debate, lamentablemente la mujer seguirá estando fuera de todos los espacios de adopción de decisiones”.

Es por ello que como gran objetivo el 1º Congreso Provincial de Mujeres de Primero Jujuy se propone reforzar la participación activa la mujer en la política. Primero Jujuy se habilita como espacio y movimiento político que las convoca a llevar a cabo acciones que sirvan a la sociedad en su conjunto.

En primer lugar, observaron que la participación de las mujeres no puede resumirse al voto, entienden que el hombre tiene poder en todos los ámbitos y es por ello que debe reafirmarse la participación activa de las mujeres en la política para lograr la integración plena e igualitaria de las mismas en todas las actividades y niveles de decisión.

Advierten que mientras la desigualdad y la violencia contra las mujeres continúen como una práctica normal en la sociedad, será imposible erradicar la marginalidad de las mujeres en la esfera política.

El Congreso de Mujeres tipificó la violencia contra la mujer “es una ofensa a la dignidad humana. Cualquier acción o conducta, que pueda causar muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico, tanto en el ámbito público como privado.”

Por ello rescataron el valor de accionar para ser valoradas y libres, generando una sociedad igualitaria y repasaron las herramientas con las que ya se cuentan, como leyes, una justicia que modifica sus estructuras en función de respetar los derechos de las mujeres y organismos específicos dentro del estado con la misma función.

El congreso creó y conformó la Mesa Provisoria de Mujeres compuesta por referentes con el objetivo de realizar un trabajo político y social en coordinación con las delegadas del interior de la provincia a fin de fijar los lineamientos de trabajo en las áreas política, social, de protección y prevención, de afiliación, de educación y capacitación, salud, deportes, cultura y prensa.

Comentario